Tipos de Banderines Decorativos de papel

Los banderines son esa pieza de decoración que no puede faltar en ninguna fiesta de cumpleaños, ya que en la actualidad cuando hablamos de fiestas de cumpleaños vemos reflejado este tipo de elementos  en diferentes lugares de la celebración, como en la mesa principal, en la de dulces y hasta en la entrada de la fiesta.

Si existe un elemento que no puede faltar en las fiestas de cumpleaños es el banderines, las formas y los colores sobran a la hora comprarlos, sin embargo, si estas un poco corto de presupuesto puedes comprar cartulina y hacerlos tu misma veras que no causaran mayor problema, y puede personalizarlos de la mejor forma que se te ocurra.

Los banderines los podemos ver mayormente utilizados en las fiestas infantiles, ya que los banderines son el accesorio preferidos de los niños, ya que los colores que traen los hacen únicos y muy funcionales.

Son muy fáciles de hacer y quedan muy bien, además podemos personalizarlos según los gustos del protagonista de nuestra fiesta o de la temática elegida, ya que dependiendo de esta premisa vamos a comenzar a buscar nuestros banderines, así como los colores y formas.

Existen diferentes tipos de materiales para elaborar banderines, pero en este caso hablaremos de los de papel, motivo por el cual debes de entender que por el tipo de material en el que vienen fabricados no puedes colocarlos al aire libre o si lo haces debes tener una idea de como esta el clima porque si se mojan se dañaran.

Para utilizar un banderín, es mejor ya tener una idea de la forma que deseamos que tenga, sí como colores y textura, de igual forma la frase que este va a llevar o si lo queremos solo de colores. Todas estas premisas son importantes a la hora de escoger un banderín para una celebración.

El tamaño dependerá del espacio que queramos decorar ya que tendremos que tener en cuenta el tamaño de la pared donde vamos a colocar los banderines y la cantidad de banderines que nos harán falta si vamos a incluir un texto como “Felicidades” o Feliz Cumpleaños” o un nombre.

La forma más común de los banderines suele ser triangular y suelen ser triángulos alargados aunque, una vez más, podemos hacerlo personalizado y seleccionar la forma que más nos encaje. Por ejemplo, podemos hacer los banderines redondos, o con forma de corazón, calabaza, lo que gustes. Las posibilidades son muchas, sólo tenemos que tener claro qué queremos para nuestra fiesta.

 

Estos adornos tan típicos son muy alegres y coloridos y podrás utilizarlos para decorar paredes, puertas, ventanas y prácticamente cualquier espacio en el que vaya a tener lugar la celebración. Puedes adquirirlos fácilmente en el mercado, pero, te recomendamos que los hagas tú mismo dado que apenas cuestan nada y te resultarán muy fáciles de elaborar. Los banderines son una manualidad ideal para pasar una tarde entretenida con tu peque y ambos la disfrutaréis.

Es importante que cuentes con tu hijo para llevar a cabo la decoración de sus fiestas teniendo en cuenta su forma de sentir el mundo y sus propios gustos. Al involucrarse en esta tarea sentirá que su opinión también es importante y que cuenta con libertad para elegir.

 

Las imagenes fueron sacadas de Pinterest

También te podría gustar...